Historias de Horror con Tigo – Parte II

Historias de Horror con Tigo – Parte II

En la primera historia les conté de nuestra (refiriendome a mi familia) larga experiencia como clientes de Tigo El Salvador.
calidad tigo
¿Más de alguno me dirá? ¿Por qué no pasan las líneas cada quién a su nombre? les explico a continuación:

Sigue leyendo

Historias de Horror Con Tigo El Salvador – Parte I

Les voy a copiar y pegar un articulo sumamente interesante, y que estoy seguro hay muchos padeciendo los mismos problemas planteados con este y otros proveedores de internet en el pais, y quizas hasta en otros paises, al parecer, la mala calidad el mal servicio ahora es un standard en las empresas quienes se esfuerzan cada dia mas de abusar y maltratar a los clientes ofreciendo cosas que no cumplen y el dia de cobro estar puntual esperando el pago.

sin mas que agregar les dejo:

Historias de Horror Con Tigo El Salvador

Esta vez les vengo a contar la historia de nuestras desdichas con Tigo El Salvador, lo escribo público por si alguien se siente identificado con el traumático servicio al cliente que tiene esta compañía y que parece ir empeorando cada día que pasa.

 Preámbulo

Hace casi como 12 años, antes de que mi madre se jubilara, le habían asignado una línea de Telemovil. Todavía me acuerdo del celular que parecía raspador de minutas que le habían dado. En la empresa luego de unos años llegaron a un acuerdo con Telemovil para que los empleados pudieran transferir las líneas a su nombre.

Para esos días prácticamente Telemovil no tenía competencia, era caro porque era caro, pero era buen servicio y tenías cobertura prácticamente en casi todo el país.

Luego de un tiempo se adquirieron tres líneas más a nombre de ella, dos para mis hermanas, una que tenía yo y la más reciente para mi papá. Cada quién paga su linea por separado. Irónicamente mi madre para esos días tenía una línea de Telefónica, porque decían en Telemóvil (ahora Tigo), que no podía tener más de 4 líneas a su nombre.

Hubo un tiempo que para ahorrar un poco de presupuesto nos fuimos a donde un familiar en Merliot. Obviamente ya nadie pasaba en la casa así que cancelamos el servicio residencial de Turbonett. Decidimos, fieles a la compañia, adquirir un servicio de datos móvil, para esos días no había 3G sino simplemente GPRS.

A pesar de navegar a 125Kbps la navegación era relativamente estáble y uno podía usarlo para cosas básicas como revisar correos y ver noticias.

Luego vino el cambio a la tecnología 3G y al vencerse el viejo plan de datos nos ofrecieron migrarnos a un plan “Ilimitado” de Internet Móvil 3G. El precio era de cerca de $39, si mal no recuerdo.

Sigue leyendo